comment 0

La Xunta oculta datos ambientales obligados por ley

La Xunta incumple la legislación sobre información ambiental al no dar datos actualizados sobre contaminantes emitidos por la industria. El Gobierno autónomo está obligado por ley a dar cifras diarias sobre la presencia en el aire de monóxido de carbono o partículas en suspensión. El control debe ser horario en el caso del dióxido de azufre y el dióxido de nitrógeno.

A esta legislación estatal sobre contaminantes concretos, aprobada por varios decretos en 2002, 2003 y 2007, se le une la Lei de Protección do Ambiente Atmosférico de Galicia y la Ley 27/2006, esta última reguladora del acceso a la información ambiental. Incumplir estas normas, comunes a todos los países de la UE, puede provocar una sanción de las autoridades europeas si el caso llega a los tribunales de Bruselas, según fuentes jurídicas consultadas por este periódico. Una portavoz de la Consellería de Medio Ambiente aseguró ayer que no podía explicar por qué no se dan los datos según la ley ya que “los técnicos están de vacaciones”.

Además, desde diciembre la Xunta ha dejado de publicar los informes mensuales sobre superación de los límites legales de contaminantes en las industrias. Según la consellería “se está modernizando el sistema” para poder ofrecer la información actualizada a finales del verano, pero mientras no se termine el proceso no se colgarán informes en la página web, aunque sí se le facilitarán a quien los pida.

A pesar de esta afirmación, la asociación ecologista Verdegaia asegura tener problemas para acceder a los datos de las estaciones que miden los contaminantes de la red industrial gallega. Así lo aseguró ayer Xosé Veiras, responsable de Energía y Transporte de la agrupación, durante la presentación del informe A Calidade do Aire en Galicia 2009, realizado por el colectivo y Ecologistas en Acción.

Esta organización analiza desde 2006 la calidad del aire a través de los datos obtenidos de la Xunta. Sin embargo, los ecologistas denuncian que no se le da información de todas las estaciones. Para el informe de 2009 solo recibieron datos de 26 estaciones de las más de 60 que conforman la red. Los ecologistas ya han llevado el caso al Valedor do Pobo y en el caso de que no consigan todos los resultados no descartan acudir a los tribunales.

De los cuatro contaminantes analizados por Verdegaia, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, partículas en suspensión y ozono, que en las capas bajas de la atmósfera es peligroso para la salud, los ecologistas centran el foco en las partículas. Según su análisis, más del 40% de la población gallega está expuesta a niveles de partículas en suspensión superiores a los niveles máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más rígidos que los permitidos en Europa. Las partículas en suspensión son fragmentos minúsculos de muchas sustancias que se encuentran en el aire. Por su pequeño tamaño son fácilmente respirables y pueden afectar al aparato respiratorio o incluso penetrar en el torrente sanguíneo en el caso de las más diminutas.

Una de las factorías de las que la Xunta no dio información a Verdegaia, la papelera pontevedresa Ence, superó en 2007, 2008 y 2009 los niveles recomendados por la OMS, según los datos facilitados por Medio Ambiente a este periódico, aunque, según informó ayer la empresa, ha mejorado la calidad del agua que vierte a la ría.

Publicado em El País-Galicia 27/07/2010

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s